Universal dominó a Náutico y se quedó con la victoria

Con un gran juego colectivo, La Cueva se impuso cómodamente en su estadio frente a Náutico de Ensenada por 69 a 47 y se hizo con su cuarta victoria del torneo. Los dirigidos por Javier Boero supieron manejar mejor el balón en momentos decisivos y dominaron el partido desde el final del primer cuarto cuando se pusieron al frente en el marcador. Fulgenci fue el goleador de la noche con 17 puntos.

|Por Santiago Camarero/@santicamarero | Foto: Emiliano Casalino

En los primeros pasajes del partido, Náutico estuvo mejor parado dentro de la cancha. Con posesiones largas y en busca de opciones ofensivas llegaron los primeros puntos de Lagneau desde la zona pintada y Davenia y Lombardi desde la línea de tres. Ante un 10-2 abajo en el marcador, Javier Boero pidió minuto y sus dirigidos consiguieron encontrar la clave desde dónde doblegar a los de Ensenada: intensificar la marca personal y llevarlos hacia el fondo de la cancha en busca del error contrario y buscar en los ataques a Fulgenci, quien aportó 7 puntos en momentos claves para hacer pasar arriba a su equipo. Las pérdidas y malas decisiones por parte del Sabalero hicieron sentir cómodo al local en el otro costado de la cancha y así sellar los primeros diez minutos con ventaja de 4 (17-13).

En los segundos diez minutos, la Cueva logró ampliar la diferencia con el mismo trabajo que venía realizando en el primer corto; con buena defensa personal logró que Náutico se equivoque varias veces, pierda balones y así encontró diferentes alternativas en ataque a pura confianza. La ausencia de Fulgenci en la cancha no se notó y llegaron los puntos desde el banco de suplentes con Loyola y Álvarez que se dedicaron a actualizar el tanteador desde la línea de libres, la zona pintada y hasta de tres puntos. Entre los dos convirtieron 17 de los 20 puntos del local. En la visita, el único que pudo lastimar fue Lagneau, con 4 puntos, en el cuarto pero se hizo cada vez más cuesta arriba acercarse en el tanteador. Al descanso 37 a 25 en favor de Universal.

A la vuelta de los vestuarios, el local se convirtió en el dueño del juego con total autoridad. Los primeros puntos llegaron de la mano de Torcello y luego Fulgenci robó rápido el balón y en penetración convirtió dos puntos más poniendo así el tanteador en 41-25. El Sabalero respondió con un triple de Davenia y parecía despertar, pero la intensa tarea de Fulgenci desde la defensa, los rebotes y los tiros libres, acompañado de Gennai y Torcello lograron una arremetida importante para el dueño de casa que llegó a sacar 20 puntos de diferencia. El peor cuarto para la visita que se quedó sin respuestas en ataque y estuvo varios minutos sin convertir, congelando su marcador y aportando tan solo 8 puntos contra 17 de La Cueva. La victoria ya parecía quedarse en el Pascual Robolini con un 54 a 33 a su favor y siendo una cifra difícil de remontar en el cuarto final.

En los últimos diez, Náutico intentó ir al frente con mayor prolijidad en los ataques y una defensa en zona para anular las penetraciones del local y el juego desde la zona pintada. Los primeros puntos llegaron de la mano de Bustamante y luego de Lagneau achicando la diferencia a 17 puntos, pero enseguida llegaron las bombas de tres puntos de Loyola, Álvarez y Fulgenci y mantuvieron viva la ofensiva para el local. Los últimos minutos del partido fueron sin complicaciones para los dirigidos por Javier Boero, que se dedicó a mover el banco de suplentes y consiguió así su cuarta victoria en el torneo. Gran tarea de Fulgenci que fue el mayor anotador con 17 puntos, seguido por Álvarez con 14 y Loyola y Gennai con 12.

Síntesis:
Universal (69): Torcello 6;  Barán 2; Fulgenci 17; Frías 4 y Perlongher (F.I.); Seimandi 2; Gennai 12; Loyola 12; Alvarez 14; Vázquez y Aristu.
DT: Javier Boero
Náutico Ensenada (47): Bustamante 8; Lombardi 7; Lagneau 10; Davenia 8; Martin (F.I.); Seghini 4; Benac 3; Estebes 3; Dellasalda 1; Ferraresi 3 y Orphant.
DT: Rodolfo Pucich.
Parciales: 17-13; 37-25 (20-12); 54-33 (17-8); 69-47 (15-14).
Árbitros: Federico Mattone – Martín Tachi.
Estadio: Pascual Robolini, Universal.