Unidos por una misma pasión: Los Zanassi no solo comparten Hogar

FacebookTwitter

El básquet platense reúne demasiadas crónicas ricas, pero en este retorno al torneo, la naranja volvió a picar y nos regaló una historia muy particular. Se trata de Leonardo y Franco Zanassi, padre e hijo, también pasaron por un pasaje de entrenador y jugador, pero ahora fueron por más, son compañeros del plantel superior de Hogar Social de Berisso.

 

|Por Juan Ignacio Cuenca /@Pollytocuenca | Foto: Javier Genoni

La vuelta al campeonato, para Hogar fue de absoluta emoción desde que los Zanassi jugaron juntos en su propia cancha. “Lo vivimos  bastante natural, porque llevamos varios entrenamientos juntos y además tratamos de evitar emociones a la hora de pisar la cancha” Contó Leonardo, el máximo referente del verde.

A pesar que en el torneo provincial habían compartido plantel, en esta etapa del año les toca compartir varios minutos dentro del rectángulo. “Siempre imaginaba jugar junto a mi viejo”, expresó Franco. “Yo soñaba con jugar junto a mi hijo, por eso me esfuerzo día a día para seguir jugando, también es merito de el por llegar a primera” destacó el Ex Boca.

El emblema de los murciélagos reconoció que su hijo tiene un estilo de juego diferente y que además tiene una visión excelente del juego. Es de público conocimiento en el ambiente basquetbolístico, cual es el arma letal de Leo y su hijo lo tiene en cuenta. “El tiro de tres puntos, es algo que intento copiarle a mi viejo, ja”, comentó entre risas la promesa de Hogar.

Además de tener el mismo ADN, de compartir la misma casaca verde, el parquet de calle 3 y Montevideo, también los une Gustavo “Corcho” Pérez, quien fue el gran mentor de Leo en sus comienzos, y hoy lo es de Franco. “El corcho sabe mucho de básquet, y también te matas de risa, ja, Me da mucha libertad a la hora de jugar” comentó Fran.

Teniendo el reflejo de la gran carrera que tuvo su padre (Estudiantes, Peñarol, Boca Juniors y Vicenza de Italia, entre otros.), Franco también se animó a soñar en grande. “Yo me quiero dedicar al básquet profesional, probar nuevas experiencias” declaró. Y luego, contó que tiene lugares soñados: “Me encantaría jugar en Italia”.

Ante este nuevo panorama que se presenta en el segundo semestre, las ilusiones y los sueños vienen recargados en ambos jugadores verdes, a tal punto que se ponen metas a cumplir juntos. “Es una zona muy pareja y difícil pero me gustaría retirarme dejando al club en la Zona A2 y ascender junto a mi hijo, sería el cierre ideal a mi carrera” reflexionó Leo. Ante una mezcla de análisis y deseo del experimentado jugador, Franco fue más contundente y se expresó sin temores: “Queremos ascender, de una. Ja.”.

FacebookTwitter