Triunfo a domicilio del Sabalero

Con un buen cierre de juego y apoyados en Mateo Davenia, la figura de la noche, los dirigidos por Pucich se llevaron su segunda victoria del torneo en su visita a la Juve. Pese a los intentos en los minutos finales, los locales no pudieron quebrar la muy buena defensa de su huesped. El base Sabalero culminó con 14 unidades y 3 asistencias siendo el más determinante de la noche. En los dirigidos por Cabelli, Lautaro Trifaró fue el más destacado con 13 tantos, 7 rebotes y 4 asistencias.

|Por Emiliano Casalino/@emicasalino

Inicio intenso en el Castiglione. Sin darse espacios, cada equipo quería dominar el arranque de las acciones. Por el lado local, la apuesta ofensiva pasó por apoyar el balón en el juego interno para aprovechar la diferencia de altura, juntar marcas y liberar a sus externos. Con buenas resoluciones de Gomes, la Juve no le perdía pisada a los ensenadenses. En cambio los dirigidos por Pucich optaron por el juego en parejas y los lanzamientos de Ferraresi y Salinas. El buen aporte de Valentin Benac en el Sabalero fue importante a la hora de cerrar el primer parcial 18 iguales.
Para el segundo, Náutico tomó la posta del juego. Dos certeros lanzamientos de Ferraresi más un doble de Salinas, le dieron la mayor ventaja de la noche (29-22) en tan solo sesenta segundos. Sin poder encontrar el rumbo en ambos lados, Cabelli sentó a sus dirigidos para reorganizarse y evitar que su huesped se aleje. El resultado fue positivo. Gracias a la presión toda la cancha, más el roce en cada acción, la Juve debilitó totalmente a un Sabalero falto de recursos. La intensidad de Pascal (6) y Trifaró (5) fueron los responsables de dar vuelta el marcador y llevarse el triunfo al descanso por 35 a 33.
Al regreso, Náutico renovó su chip. Los cambios en las defensivas y las buenas resoluciones de Benac y Davenia, pusieron al Sabalero arriba nuevamente. Juventud no encontraba el rumbo y tras sufrir una racha 9-0, Cabelli sentó a sus dirigidos otra vez. El buen aporte en ofensiva de Solís (tres rebotes ofensivos y cuatro unidades consecutivas en dos minutos) parecian despertar a sus compañeros. Pero la visita volvía a arremeter con un triple de Dellasalda y no dejaba espacios de cara al último parcial con ventaja de cinco.
Juventud de a poco fue empujando a su rival. Sin darle respiro en ataque y siendo paciente ante la zona Sabalera, la Juve se fue acercando gracias al muy buen aporte colectivo. Náutico se contagió de la insistencia de su rival y no fue para nada beneficioso. La falta de una pausa justa en ofensiva fue el factor para que el verde pase al frente 62 a 60, gracias a un triple de Peña a falta de casi dos minutos.

Tras varios intentos, la visita organizó sus ofensivas y fue Davenia quien las comandó con soltura los últimos minutos. Un triple fundamental para dar vuelta el marcador y un doble para estirar a tres la ventaja, fueron el factor vital para que Náutico se lleve la victoria en tierras de Juventud por 68 a 65.

Los más destacados en el ganador fueron Davenia en el goleo con 14 y Lagneau con 17 tableros y 4 asistencias. Por el local, Trifaró colaboró con 13 unidades y 4 asistencias. Mientras que Solis aportó 11 tableros.
Síntesis:
Juventud (65): Solís 13; Pascual 12; Gómez 11; Trifaró (X) 13 y Peña (X) 5 (F.I.); Benac 5; Farca 6 y Casa.
DT: Jonathan Cabelli.
Náutico Ensenada (68): Davenia 14; Salinas 13; Benac 11; Estebes 3 y Lagnaeau 9 (F.I.); Ferraresi 9; Varela 2; Dellasalda 7; Juambelz y Antognini.
DT: Rodolfo Pucich.
Parciales: 18-18; 35-33 (17-15); 43-48 (8-15); 65-68 (22-20).
Árbitros: Walter Milocco – Darío Castellano.
Estadio: Juan Bautista Castiglioni, Juventud.