Toronto quedó a un triunfo del anillo de campeón: Análisis del juego 4

Match point Raptors: Toronto golpeó nuevamente en Oakland 105 a 92 y dejo a los Warriors contra las cuerdas.

|Por Juan Milito/@juanmilito10 | Foto: NBA

El inicio del juego vaticinaba a unos Warriors que sacarían la chapa de campeón, contaban con Klay Thompson y Kevon Looney nuevamente en su alineación y la necesidad de ganar un juego en casa para no caer en el agujero 1-3.

Y así lo hicieron durante el primer cuarto ejecutando una defensa agresiva, como la que llevaron adelante en el juego 2 que les permitió igualar la serie. Presionando el balón, limitando espacios para los canadienses, manteniendo a Iguodala sobre Kawhi Leonard (también lo tamarían Looney y Thompson), pero sin cambiar en los bloqueos, sino con el ya visto seguidor. Y fue efectivo, ya que los Raptors anotaron tan solo 17 puntos en el primer período, y 14 fueron del propio Leonard.

Los de Oakland también hicieron ajustes en la defensa del pick and roll, con el defensor del perimetral pasando por arriba el bloqueo y el interno  conteniendo al jugador con balón hasta que su defensor lograra recuperar su posición. Esta defensa obliga a involucrar a un tercer jugador en la rotación, que hace el Bump o chequeo al interno ofensivo, dejando espacios en el lado débil que fueron muy bien aprovechados por los de Toronto, que movieron el balón con paciencia hasta encontrar tiros de alto porcentaje.

La otra variable defensiva que propuso el elenco de Steve Kerr fue el cambio defensivo, de este modo evitaban la presencia de un tercer jugador, pero daban otra ventaja: el missmatch nuevamente los canadienses fueron pacientes y trabajaron la ofensiva que terminaba con tiros claros, pero con una ventaja más que les concedía esta defensa: El rebote ofensivo ya que tanto Ibaka como Gasol aprovechaban sus emparejamientos para castigar en los tableros y generar nuevas situaciones para su equipo.

A Kawhi Leonard le hicieron un tratamiento especial, lo atraparon cada vez que jugo un pick and roll para obligarlo a soltar el balón. Sin embargo el angelino aprendió de sus errores en el comienzo de la serie y fue preciso tanto en el juego con balón como sin pelota liderando a su equipo con 36 puntos, 12 rebotes, 2 asistencias y ¡0 pérdidas!

Por su parte Toronto ya tiene la medida para enfrentar a los Warriors: Obligar a que sus estrellas a soltar el balón, siendo muy agresivos con los atrapes tanto a Stephen Curry (27 pts, 6 ast y 3 pérdidas) como a Klay Thompson (28 pts y 2 ast) y obligando a los jugadores de rol a tomar decisiones. Por momentos vimos un Box and One (Curry siendo marcado cara a cara y el resto de los Raptors en zona) adaptado a las reglas NBA. Pero incluso en la defensa individual los campeones del este lograron desafiar al elenco de los Warriors  que no pudieron acompañar a sus figuras Iguodala 3 puntos 1/6 en tiros de campo, Cousins, con 6  puntos, Draymond Green, con 10 unidades pero con un 0/1 en triples, que ayuda a la defensa en bloque de Toronto y congestiona el espacio cuando los Splash Brothers buscan atacar el aro.

En el apartado ofensivo de los canadienses todo parece estar más aceitado, los roles están claros y todos aportan desde su lugar, Kawhi generando con y sin balón, Siakam con 19 puntos, Marc Gasol con 9 tantos y 7 rebotes, Lowry dio el paso adelante que se le reclamaba, 10 puntos y 7 asistencias. Lo más valioso es que incluso cuando alguna parte del sistema no funciona, hay un remplazo. Danny Green tuvo una mala noche tirando de tres puntos 1/8 que represento su único aporte en el tanteador. Nick Nurse tomó nota e inicio la segunda mitad con Fred Van Vleet  en lugar del ex San Antonio, quien mantuvo un altísimo nivel defensivo y tomo muy buenas decisiones en el ataque, finalizando con 8 puntos y 6 asistencias.

El camino de los Raptors es  claro, sin embargo los Warriors no querrán abandonar el Oracle Arena con esa imagen y buscarán volver para un sexto juego. Kevin Durant entrenó sin restricciones en la preparación para el quinto juego, cuando sus compañeros más lo necesitan. Recordemos que los Warriors ya dieron vuelta un 1-3 en las finales de conferencia del 2016 frente a Oklahoma City Thunder, perdieron la serie final de ese año después de tener la misma  ventaja y remontaron un 2-3 en las finales de conferencia de la última temporada frente a los Rockets. Pero los Raptors los están exigiendo al máximo y deberán mostrar su mejor versión en ambos lados de la cancha si quieren conseguir su cuarto título en cinco años.