Platense lo pinchó a puro bombazo

Platense aplastó por 112 a 90 a Estudiantes en un partido que pareció digno de la NBA por el nivel de anotación. El inicio de las acciones fue relativamente parejo, pero el local sacó las primeras diferencias gracias a los tiros de tres puntos. El Pincha nunca defendió los bombazos, y como los de Aramayo continuaron tirando sin oposición, la naranja acarició la red en 19 oportunidades desde larga distancia, fatales para los de Viñales. Los hermanos Giraudo y Bongiorni se combinaron para anotar 63 puntos, tomar 14 rebotes y repartir 12 asistencias. Fernández fue el mejor del vencido, con 18 unidades.

|Por Guido Quercetti/@GuidoQ77 | Foto: Ilse Bermúdez

El comienzo del partido fue con cierta paridad, hasta que los triples marcaron la diferencia. El anfitrion registró un 62,5% (5 de 8) desde la tercera dimensión, para redondear nada menos que 32 puntos, de los cuales 25 vinieron del trío Vaccarezza, Santiago Giraudo y Bongiorni. Por el lado de la visita, 9 unidades de Barraza y 7 de Noguera quedaban algo cortos para hacerle frente a los de Aramayo.

En el segundo período, Platense no aflojó en ofensiva, siguió tirando con porcentajes casi idénticos al cuarto anterior, y la defensa visitante persistió en su pasividad. Rafael Giraudo se cargó con buena parte de los ataques locales, con 11 puntos, mientras que Castro, con poco, fue lo más destacado en el Pincha. Con un 60-41 ya parecía quedar moldeado el final de la historia.

Al volver al campo de juego tras el descanso largo, el Tense no quiso dar lugar a ningún tipo de remontada, y al ver que Estudiantes continuaba permitiendo el tiro de tres sin oposición, la tónica se repitió. Guerín y el mayor de los Giraudo se juntaron para repartir 8 asistencias, y Bongiorni, con 10 puntos, fue el principal beneficiario de las mismas. Por el lado de la visita, seguía el desconcierto al ver la facilidad de los locales para anotar desde 7 metros de distancia.

En el último parcial, con 25 puntos de diferencia y tan sólo 10 minutos por disputar, sólo quedó lugar para que el trío de máximos anotadores del local llegara o superara la veintena de puntos. Los más jóvenes de cada plantel tuvieron su lugar en cancha, con lo cual los 24 jugadores disponibles tuvieron acción, y el trío Boccatonda, Fernández y Stechina pudiera destacarse en la visita, más allá de que el resultado ya estaba puesto.

Platense queda, con un partido más, provisoriamente en la cima junto a Atenas, y sigue prendido en el torneo, a la espera del comienzo del Provincial. Estudiantes queda por ahora en el quinto puesto, lo que hoy lo obligaría a jugar el repechaje por mantener la categoría, aunque le quedan ocho partidos por delante para volver a disputar semifinales.

Síntesis:

Platense (112): R. Giraudo 20; S. Giraudo 20; Soto 8; Bongiorni 23 y Vaccarezza 16 (X)(F.I.); Herrera 5; Acosta Luna 5; Morena; Aristu 6; Toledo; Paoletti 2 y Guerin 7.
DT: Xabier Aramayo.

Estudiantes (90): Boccatonda 12; Noguera 9; Barbieri 8; Fernández 18 y Castro 14 (F.I.); Mazza 3; Favero (X); Barraza 11; Palacios; Attademo 4; Miranda y Stechina 9.
DT: Agustín Viñales.

Parciales: 32-24; 60-41 (28-17); 89-64 (29-23); 112-90 (23-26).

Árbitros: Walter Milocco – Maximiliano Cáceres.

Estadio: Julio Costa, Platense.