Matías Brasesco el Jugador On Fire de la Fecha 2

Matías Brasesco, jugador de Universal, fue elegido como el Jugador On Fire de la fecha 2 del básquet platense. El alero de la Cueva, uno de los tantos casos de jugadores que vinieron a estudiar a la ciudad, explicó la actualidad del equipo y cómo se dio su llegada a la institución de calle 25.

|Por Alejandro Malky/@alemalky

Fuiste el Jugador On Fire de la Fecha 2, ¿Qué significa para vos?

La verdad que me hayan elegido significa mucho y me puso muy contento al enterarme, ya que ayuda a medirme a mi mismo como  jugador al pasar de las fecha y ver que es lo que puedo ir corrigiendo.

¿Cómo viste el primer triunfo y en su cancha?

El primer triunfo de local fue importantísimo para el equipo para poder afirmarnos en el torneo y seguir apostando a nuestro juego. El partido fue muy irregular, tuvo momentos en los cuales fue muy intenso y momentos en los que lográbamos sacar una  diferencia, que nos permitía estar mas tranquilo en el juego y sobre llevarlo más. Desde mi punto de vista fuimos superiores y  pudimos llevarnos los puntos.

¿En lo personal cómo te sentiste?

En lo personal me tenía mucha confianza y me sentí muy cómodo al momento de entrar en juego por lo cual lo disfrute mucho.

¿Con qué objetivos juegan este Apertura en Universal?

El objetivo planteado para nosotros, obviamente, es apuntar lo más alto que podamos o sea el ascenso, en el caso que eso no pueda llegar a concretarse mantenernos en la categoría.

¿Cómo se dio tu llegada a la institución?

Yo jugaba en Racing club de Gualeguaychú Entre Ríos, cuando termine mi ultimo año de secundario me quería venir a estudiar a La Plata pero no quería dejar bajo ninguna circunstancia el básquet, entonces me entere que el ayudante de cancha de Francisco Garciarena, entrenador en el club Neptunia de Gualeguaychú, era Javier Boero, que estaba en un club de La Plata llamado universal como entrenador. Así fue como hable con él y termine llegando a la Cueva.

¿Cómo ves la actualidad del club?

Con respecto al club siempre me trataron y me respetaron bien, es un club familiar y muy lindo me siento muy a gusto y la gente de diez.