La Villa triunfó ante el Roble y habrá clásico de Berisso en el Repechaje

El Villero se quedó con una ajustada victoria ante su par de la UNLP por 80-78. El trámite fue parejo a lo largo de los 40 minutos pero, sobre el último chico, el local sacó una ventaja de dos cifras que puso aguantar hasta la última bola del encuentro. Pocai, con 20 puntos, fue el destacado en el vencedor, mientras que la gran tarea de Hough, con 32 tantos, no alcanzó en el Roble. Así, los de Grosso jugarán el clásico ante CEyE en el Repechaje, mientras que los de Ciappina se las verán frente a Gimnasia.

|Por Nelson Da Silva/@nelsin95

Desde que el balón se alzó en el aire, el Roble se acomodó mejor en el parquet de calle 25, con una gran tarea de Hough y Montero, con 12 puntos entre ambos, que le daban la diferencia a su conjunto en el tanteador. El local, por su parte, solo amenazó en base a algunas individualidades de Bazani y su juego uno contra uno cuando promediaba el cuarto. Un mejor aire y juego colectivo hicieron que la UNLP cierre 16-12 el primer chico.

El visitante siguió en la misma tónica, con un parcial 5-0 en los primeros 30 segundos del segundo parcial. Emiliano Grosso frenó las acciones y movió algunas piezas en su equipo para cortar los circuitos de juego del rival. A partir de ese momento, el Cele comenzó a rotar mejor el balón en ataque y aprovechar puntos desde la pintura. Con el tanteador igualado en 26, Ciappina pidió tiempo con el objetivo de lograr un orden en ataque, pero lejos de eso, la visita concedió espacios de contraataque, bien aprovechados por Palucas y Pocai, para que el conjunto de Calle 25 se fuera a los vestuarios con una ventaja de siete unidades, 35-28.

En el reinicio del encuentro, el conjunto platense recuperó el protagonismo en la pintura de la mano de Lerena y Hough. El Villero, por su lado, apostaba a las penetraciones consiguiendo cargar de faltas al equipo rival y encontrando una alta efectividad desde la línea de libres, que hasta el momento había sido esquiva. Sobre el final del chico, una racha de Regulsky, con 9 tantos, acercó a un doble a su conjunto, poniéndole condimento al cierre del partido.

A la vuelta de los bancos, el dueño de casa mostró su mejor cara en ataque con el trío Pocai-Beilinson-Macias, que lastimó desde todos los costados de la cancha y se florearon sacando una máxima de 13 unidades. Ciappina frenó las acciones con el tanteador 66-55 y un poco más de cinco minutos por jugar y le devolvió la identidad a sus jugadores que hasta el momento se mostraban muy imprecisos en ataque. Bazzana comenzó a lastimar desde la línea de tres, Hough tomó la posta del equipo y desde transiciones rápidas y la línea de fules, se acercó a cinco tantos. Con el tanteador 68-63 y más de dos minutos por jugarse, Grosso pidió tiempo y acomodó un poco a su equipo. El Villero volvió a ser punzante para el aro rival, pero la visita apostó a una presión asfixiante y lastimó con tres triples en fila para ubicarse a un punto de distancia (78-77). Con 35 segundos, Beilinson tomó el balón y fue hacia el aro, recibiendo falta, logró estirar la brecha desde la línea a tres tantos. En la jugada siguiente Hough tiró de triple y los árbitros pitaron falta, para mandar al goleador del partido a la línea con el reloj en cero. La suerte no estuvo presente en el jugador del Roble, que falló el primer intento y cerró las persianas del encuentro para que sea victoria del Cele por 80-78.

Síntesis:

Villa San Carlos(80): Beilinson 11; Macias 12; Bazani 16; Pocai 20 y Buszczak 6 (F.I.); Gerardi 4; Palucas 6; Re 2 y Masson 3.
DT: Emiliano Grosso.

UNLP(78): Montero 10; Montalvo 3; Bazzana 6; Hough 32 y Lerena 10 (F.I.); Regulsky 15 (X); Isasi 2 y Barragán.
DT: Guillermo Ciappina.

Parciales: 12-16; 35-28 (23-12); 54-52 (17-24); 80-78 (26-26).
Árbitros: Franco Ronconi – Martin Cullari.
Estadio: Javier Murdolo, Villa San Carlos.