Golden State descontó en Canadá: Análisis del juego 5

Analisis juego 5: Golden State sobrevive 106-105 y vuelve al Oracle para una última función.

|Por Juan Milito/@juanmilito10 |Foto: Rick Madonik/gettyimages

Sin lugar a dudas el juego 5 estaba marcado por el retorno de Kevin Durant al campeón defensor. Y si bien Durant no llego a completar doce minutos en cancha, aportó mucho a su equipo, tanto en estadísticas individuales (11 puntos en cinco intentos y 2 rebotes) como a nivel táctico.

En el apartado defensivo, como comentábamos en la última entrada, Golden State Apostó por una defensa de cambios en el pick and roll, lo cual había provocado muchos desajustes y ventajas físicas que fueron muy bien aprovechadas. El lunes por la noche, sin embargo, al producirse el switch defensivo era Durant quien quedaba emparejado con Ibaka, Gasol o el propio Siakam, con quienes no tiene prácticamente diferencia de estatura, lo cual evito la sangría, ganando posición en el poste bajo y capturando rebotes para limitar las segundas oportunidades de los canadienses, algo que había complicado al equipo de Oakland.

En el otro costado de la cancha, ya sabemos lo que es capaz de hacer el alero ex Oklahoma, y también lo sabían los Raptors, solamente su presencia alcanzó para generarle espacios y tiempo a sus compañeros, que no habían existido previamente en la serie, incluso siendo emparejado con Kawhi Leonard, quien es el mejor defensor del equipo norteño. (Los Warriors ganaron por 6 con Durant en cancha).

Más allá del desequilibrio individual que generó KD, fue muy interesante ver cómo Kerr utilizaba a sus tiradores estrella (principalmente a Curry) como cortinadores para que Durant consiguiese ventaja en el poste bajo. Al cambiar esa situación se conseguían ventajas tanto en el poste bajo para el alero como un missmatch letal en el perímetro en favor del monaguillo asesino.

Sin embargo, Durant se lesionó en el inicio del segundo periodo y de ahí en adelante fue un partido mucho más mental/emocional que lo que la serie había mostrado hasta el momento y los Warriors reaccionaron con un parcial de 7-0.

Klay Thompson (21 pts y 4 ast) se comprometió un poco más en el juego ofensivo, yendo hacia el aro, tomando decisiones en el Pick and Roll, más allá de su habitual función sin balón. Curry tuvo otra noche de MVP (31 pts y 7 ast) y Cousins dio un paso al frente (14 pts y 6 reb).

Sin embargo, fue la mayor intensidad defensiva y el estar familiarizado con este ambiente de presión lo que les dio una ventaja a los Warriors, incluyendo un 20 de 42 en triples (47.6%), 27 asistencias en 38 anotaciones y un brutal parcial de 9-0 para cerrar el juego. A su vez, la presión sobre Leonard esta vez dio mayores resultados (26 puntos con un 9-24 en tiros de campo y 5 pérdidas).

Toronto siguió dominando las transiciones (13-3) y dio un sprint final a pesar de que se los notó incómodos todo el partido para pasar al frente 103 a 97. Allí, Nick Nurse pidió minuto a pesar de estar manejando el partido (Toronto tenía 4  tiempos fueras y Golden State 1, sin embargo al al marcarse los 3:00 en el electrónico los Raptors perderían dos tiempos fuera). Nick Nurse explicaría más tarde que buscaba darles un descanso a sus jugadores para el último empujón que llevaría la alegría a todo Canadá. Sin embargo, este minuto le permitió reagruparse a los  Warriors que, a través de ofensivas sencillas (cruces de tiradores, bloqueos indirectos y cierres jugando pick and roll), tuvieron el mencionado parcial de 9-0.  Los Warriors atraparon a Kawhi, que tuvo que jugar sin balón por momentos, sin que sus compañeros castigaran esta ventaja. Y cuando tomó el balón en la última posesión, se vio atrapado por los Warriors, descargó con Van Vleet (11 pts y 1 ast), quien dio el pase extra velozmente para Lowry (18 pts y 6 ast) que estaba en la esquina. Sin embargo un excelente cierre defensivo de Draymond Green, quien se ocupó de quedar por delante de Marc Gasol para no ser bloqueado.

Fue llamativo que Nurse no pidiera minuto para trabajar la última jugada, pero la historia ya está escrita. Habrá juego 6 en Oakland, lo que significará el último juego de local en el Oracle Arena antes de mudarse a San Francisco. Nunca perdieron 4 juegos consecutivos contra el mismo rival en la era Kerr, y no querrán que ésta sea la primera vez, aunque los Raptors han demostrado tener con que pelearle a los campeones, que sin Kevin Durant buscarán despedirse alegres de su casa.