Gimnasia no pudo con Rocamora en el cierre de la primera fase

Rocamora cerró este viernes la División Centro Sur de la Liga Argentina de Básquetbol con un triunfo sobre Gimnasia de La Plata por 75-71 en un partido en el que nuevamente mostró altibajos pero también repitió, al igual que otras noches, un gran último cuarto para quedarse con el festejo. De esta manera finalizó con localía perfecta, además de haber clasificado anticipadamente al Súper 4.

|Por Prensa Rocamora

La victoria que en el tercer cuarto pareció correr riesgos tuvo esta vez a Mauro Araujo como el más destacado con 18 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias; lo siguió el base Facundo Gago con 19 puntos, 3 rebotes y 5 asistencias. El interno Manuel Olocco, por su lado, aportó 18 puntos y tomó 6 rebotes. En el Lobo hubo 20 puntos y 11 tableros de Delvin Dickerson y una gran noche del base U23 Nicolás Remolina, quien sumó 15 unidades.

Rocamora terminó justificando el triunfo por el gran último cuarto que redondeó (27-16), venía de perder al anterior 8-22 y de mostrar uno de los pasajes más flojos de esta temporada. Gimnasia logró ahí sacarle 8 puntos (46-54) pero no fue suficiente. Evidentemente sino lo dejan medio vivo a este equipo no lo pueden liquidar y después emerge con todo para terminar llevándose por delante al rival.

El primer cuarto quedó 17-18. Gimnasia, con un equipo más completo que cuando jugaron en La Plata –estuvieron Arca y Sesto aunque no jugó Fillol- salió a jugar sin temores, llegó a sacar cinco puntos y obligó a Varas a pedir minuto. El local se sostuvo gracias al goleo de Paparini. En el segundo cuarto un gran pasaje de Manuel Olocco le permitió al equipo de Varas ponerse 24-18. Sin embargo, a la vuelta del minuto de Tartaglia, el Lobo reaccionó y pasó al frente. Un mejor cierre, de todas formas, le permitió al Rojo irse arriba 40-33.

En el segundo tiempo un tremendo arranque de Gimnasia, de la mano de Remolina, lo llevó a lograr un parcial 11-0 para cargar de nervios al dueño de casa. Como se dijo fue lo más pobre que se le vio al Rojo hasta acá. Ni siquiera pidiendo minuto Varas pudo acomodar a los suyos. Pero el trámite siguió abierto de todas formas (48-55).

Triples de Gaído y Araujo en el inicio del último cuarto levantaron al equipo. Más tarde Olocco achicó a uno y con dos libres de Gago el Rojo otra vez pasó al frente. El partido entró en paridad extrema pero faltando cinco minutos la visita perdió a Arca por faltas. Rocamora tenía a Paparini y Olocco con cuatro cada uno pero se mantuvo. Ahí empezó a crecer la figura de Gago, con doble y falta facturada, para sostener la ventaja.

El Rojo llegó a sacar 9 de ventaja en ese pasaje caliente y Gimnasia decidió pelear hasta el final, con Remolina y Dickerson como abanderados. Pero no se le dio porque le faltó puntería y después tuvo que cortar con faltas estando desde hacía rato en penalización. Lo fue sentenciando desde la línea el local y así se quedó con un festejo que no sufrió peligro más allá de un triple de Dickerson en el final. Ganó Rocamora que, de esta forma, quedó con un récord 11-3 e invicto como local. Y, claro está, se volvió a festejar con la gente que cada vez se muestra más identificada con el equipo.

Síntesis:

Tomás de Rocamora (75): Gago 19; Catalán 2; Paparini 9; Cook 4 y Shaw 2 (F.I.); Araujo 18; Impini; Olocco 18 y Gaido 3.
DT: Juan Varas.

Gimnasia (71): La Bella 5; Remolina 15; Cuello 10; Zuvich 6 y Dickerson 20 (F.I.); Lancieri; Acuña; Sesto 6; Arca 9 y Sánchez.
DT: Mauro Tartaglia.

Parciales: 17-18; 40-33 (23-15); 48-55 (8-22); 75-71 (27-16).

Árbitros: Pedro Hoyo – Maximiliano Moral – Lucas Moreno.

Estadio: Tomás de Rocamora.