El Tense dio la sorpresa en Tandil

Platense dio el gran golpe en Tandil al vencer a Independiente por 79 a 77, en lo que es su triunfo más resonante en el Provincial. El Tense corrió de atrás durante casi todo el juego y logró dar vuelta las acciones sobre el final, con una gran tarea defensiva y de los hermanos Giraudo en ataque, autores de 29 puntos entre ambos.

|Por Diario Eco de Tandil | Foto: Mariano Leunda

Hubo una primera mitad signada por la paridad, independientemente de que el rojinegro estableció cierta ventaja provechosa a mediados del segundo cuarto.
De arranque, Andrizzi lideró la ofensiva local, la cual fue se volviendo más equitativa conforme el paso de los minutos. Por momentos, Independiente dominó el tablero ajeno, consiguiendo numerosas segundas opciones, aunque su falta de eficacia lo privó de sacar una ventaja mayor. Los rojinegros fallaron repetidamente tiros abiertos y ello propició que no consigan despegarse. Apenas pudieron hacerlo (20-15) a poco del primer descanso, merced a sendos triples de Gastón González y Lanusse.
El buen ingreso desde el banco del primero de ellos hizo que la rotación rojinegra gene en confiabilidad. Un triple de Di Salvo permitió ampliar la ventaja, que llegó a su techo en los doce tantos (34-22).
Fue el primero de varios amagues de despegue que esbozó el elenco de Rusconi, cuya inconsistencia lo condenó a verse nuevamente inmiscuido en un panorama de paridad al momento del entretiempo (42-38), tendencia también arrojada como consecuencia de un Platense que, siempre a la espera de una oportunidad que el juego terminaría otorgándole, no perdió los estribos aun en los pasajes más adversos.
En la reanudación, Independiente halló cierta consistencia en tiros lejanos, de la que se había visto privado anteriormente. Hartstock encestó dos triples consecutivos y Andrizzi lo acompañó con otro. Una corrida de Gutkin permitió a los locales distanciarse hasta casi los dos dígitos (55-46), déjà vu de un juego que regresó una y otra vez a sus progresiones de tanteador.
Tras una nueva reacción visitante, el rojinegro volvió a despegarse con un quinteto alternativo en los albores del cuarto decisivo. Di Salvo aportó dos triples entre el cierre del penúltimo parcial y el inicio del último, dándole a Rusconi cierto alivio ante la aciaga noche de un Dilascio desconocido, y tras sustituir a Hartstock, que excedido en una protesta se ganó una técnica llegando a su cuarta falta con más de un cuarto por delante.
Sin embargo, el partido tendría reservada una nueva reacción platense. Paulatinamente, la visita fue ganando en confianza, usufructuando los repetidos yerros de un rival desordenado, que comenzaba a ser presa de la tensión. Dos libres de Herrera, a falta de poco más de un minuto, pusieron arriba a la visita después de mucho tiempo (77-78).
El interno de Platense se lució también poniéndole una tremenda tapa a Trapote, y en el cierre de la posesión a Hartstock le taparon el intento de triple cuando se terminaban de consumir los 24”.
Trapote volvió a tener su chance con un tiro corto, pero no pudo tener revancha y Platense, nuevamente desde la línea, amplió su diferencia (77-79). Tras cartón, el rojinegro desperdició un nuevo ataque y ante la posterior reposición del rival, con ocho segundos por delante, no consiguió siquiera cortar con falta, toda una postal de su noche negativa.

Síntesis:

Independiente de Tandil (77): Dilascio 8; Hartstock 8; Andrizzi 16; Gutkin 13 y Trapote 4 (F.I.); González 8; Carabajal 5; Lanusse 4; Di Salvo 9 y Saucedo 2.
DT: Nicolás Rusconi.

Platense (79): S. Giraudo 15; R. Giraudo 14; Hough 11; Herrera 12 y Vaccarezza 3 (F.I.); Bongiorni 10; Navajas 10; G. Paoletti 2; B. Paoletti 2 y Guerín.
DT: Xabier Aramayo.

Parciales: 20-15; 42-38 (22-23); 62-56 (20-18); 77-79 (15-23).

Árbitros: Noel Leguizamón – Javier Aquino.

Estadio: Independiente de Tandil.