El Amarillo triunfó y llegó a la final de la A1

En un duelo sumamente parejo, Unión supo ser más regular, venció al Tense por 62 a 56 y llegó a la final del Clausura de la A1. Los de Navazo tuvieron un gran pasaje en el segundo tiempo y sacaron una diferencia que supieron sostener hasta el final. En los ganadores se destacó la vuelta de Alvarez con 12 puntos, mientras que en los de Aramayo el goleador fue Bongiorni con 13 unidades.

|Por Alejandro Malky/@alemalky |Foto: Diego Mayorga Díaz

El duelo arranco bien parejo, con ambos equipos apostando a las penetraciones y defensas duras con doblajes. Unión encontró gol por momentos de la mano de Moreira desde el banco, aunque a los tres minutos de haber ingresado debió salir por lesión. Por su lado, el Tense aprovechó la presencia en la pintura de Bongiorni y la sobrecarga del rebote ofensivo, aunque fueron los locales los que cerraron el primer cuarto arriba por 16 a 13.

El segundo parcial mostró un muy bajo nivel. Tanto el Amarillo como Platense entraron en un duelo muy físico y con muchas discusiones, lo que se tradujo en varios cobros de técnicos y antideportivas que ensuciaron el encuentro. En ese contexto, luego de casi cinco minutos sin anotar, los de Navazo lograron mantenerse al frente con el ingreso de Alvarez y llegaron al entretiempo con ventaja de 29 a 25.

Al regreso del vestuario, los de calle 9 mostraron un buen juego interior en ambos costados de la cancha, con Melo y Núñez como estandartes. Del lado de los de Aramayo, entre Rafael Giraudo y Navajas supieron mantener a su equipo cerca. Sobre el cierre del capítulo, la salida de Santiago Giraudo por faltas en la visita, sumado a la baja de Núñez por la misma razón, de De Marziani por lesión y de Melo por tener cuatro personales, mostró un panorama de incertidumbre de cara al último chico, al que llegaron con Unión por delante 50 a 41.

En los diez minutos finales, el Amarillo apostó a cinco perimetrales, con Winschel sobre Bongiorni y una defensa que apretó sobre los hombres claves de Platense, para correr y sacar una máxima de 13 a falta de poco más de tres minutos (60 a 47). A partir de allí, Aramayo volvió a apostar al doble pivot, con el oriundo de O´Higgins y Herrera, y a las apariciones de Guerín. Sin embargo, el Amarillo, a pesar de haber convertido solo dos unidades hasta el cierre, supo manejar los tiempos y se quedó con el triunfo y el pase a la final por 62 a 56.

Síntesis:

Unión Vecinal (62): Winschel 8; Marín 5; García 9; De Marziani 4 y Núñez 4 (X) (F.I.); Urtiaga; Alvarez 12; Gorostegui 2; Orquín 8; Griszka; Moreira 6 y Melo 4.
DT: Ignacio Navazo.

Platense (56): S. Giraudo 1 (X); R. Giraudo 8; Soto; Acosta Luna 7 y Bongiorni 13 (F.I.); G. Paoletti; Guerín 11; Herrera 7; Navajas 8; Celis 1 y Aristu.
DT: Xabier Aramayo.

Parciales: 16-13; 29-25 (13-12); 50-41 (21-16); 62-56 (12-15).

Árbitros: Maximiliano Cáceres – Matías Dell´Aquila – Antonio Núñez.

Estadio: Miguel García, Unión Vecinal.

En Diagonal al Aro desde 2013. Licenciado en Comunicación Social con orientación en Periodismo en 2018. Técnico en Periodismo Deportivo Deportivo recibido de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social en 2016. Jefe de Prensa de Unión Vecinal de La Plata desde 2015. Integrante de ACETS, Desarrollo Humano Deportivo desde 2018.