Diagonal Se Queda En Casa: La final del Apertura 2015 entre Unión y Gimnasia

FacebookTwitter

Sábado de cuarentena ideal para disfrutar de un partido del básquet platense. Esta vez te traemos la definición del Apertura 2015 entre Unión y Gimnasia, donde el Amarillo venció por 76 a 57 y se coronó como campeón del primer torneo de aquel año.

La nota del partido – La sana costumbre 

La lluvia y el frío en las afueras del estadio habían hecho que el día fuera demasiado normal. La gente se había quedado durante todo el día en sus hogares ante la imposibilidad de realizar otras actividades y periódicamente miraban su reloj, calculando la cantidad de horas, minutos, segundos que faltaban para vislumbrar una nueva final de básquet en la ciudad de La Plata.

|Por Martín Montero

Algunos más informados, habían llegado al estadio Dante Demo alrededor de las 19 horas, cuando iniciaba el duelo entre Sudamérica y Universitario para consagrar al campeón de la zona A2. Ese partido, lleno de emociones, con intercambios fuertes de palabras al final, los de gonnet que se alzaron con la victoria, y el festejo post partido con champagne en el vestuario terminó alrededor de las 21:15, matizado con una bengala lanzada por la parcialidad extasiada de felicidad.

Cuando la gente salió del campo de juego, Gimnasia y Unión se pararon sobre el parquet para realizar lanzamientos al canasto, entre ansiedad y nervios, esperando el pitido del juez que indicaba el inicio de la tan ansiada final.

Los dos equipos se dirigieron a sus respectivos bancos, donde los entrenadores dieron las últimas indicaciones y la arenga mara motivar a los suyos, y entre gritos y aplausos, el círculo que indica el centro del campo fue rodeado por los protagonistas que de esta forma, empezaron a transitar el tramo final del camino hacia la corona.

El primer parcial del encuentro mostró a dos equipos erráticos, que no podían manejar las sensaciones que se habían generado en la previa, y fallaban tiros fáciles. Cuando el nerviosismo se apaciguó, Unión comenzó a jugar la bola interior para Jorge Coronado, quién anotó 9 puntos en el parcial con 4 de 5 en cancha, y extrajo faltas a los jugadores de Gimnasia que buscaban miradas cómplices ante sus fallos defensivos. cuando la bocina sonó para indicar el final, los de amarillo se encontraban arriba por 17 a 11, gracias a la aparición desde la línea de tres puntos de Schoffen y Álvarez, autor de un triple cada uno.

En el segundo cuarto, Gimasia encontró variantes en la ofensiva que le ayudaron a ponerse en juego, primero con Vieyra cerca del aro, autor de 5 puntos, las penetraciones de Lancieri que llegó al descanso con 8 unidades, y otros 5 puntos de la mano de Pedro Pérez. Pero un movimiento clave de Navazo para mantener a su escuadra en partido fue el ingreso de Augusto De Marziani, que jugando agresivamente el pick y roll, anotó 8 puntos con 3 de 3 en cancha y 2 de 2 en libres. De esta forma, llegaba el descanso largo del juego, y Unión seguía arriba, 34 a 28.

Los de calle 9 tenían en su rostro una sensación de confianza muy notoria, parecía que este era su juego y querían demostrar que su juventud no era una contra, sino un arma totalmente favorable. Mientras que Cesar Adriani, entrenador del Lobo, se dirigía a su vestuario cabizbajo, intercambiando palabras con su asistente, intentando buscar variantes que lo mantuvieran en juego. Pero el tercer cuarto fue fatídico para Gimnasia.

Fidel Álvarez, gran figura de la noche, estaba con la confianza por las nubes, y rompía al cesto constantemente llegando al gol, o generando rotaciones defensivas y espacio para sus compañeros. Sus 11 puntos en el período (4/5 dobles, 1/3 triples) y la buena gestión de De Marziani cerca del aro con 6 unidades en el cuarto quebraron totalmente al Lobo, que entre la confusión que generaban los cambios defensivos de los amarillos y su grave pelea con el aro decoraron un marcador de 18 puntos en favor de Unión, 54 a 36.

El partido se vio finalizado en este preciso instante, ya que el último cuarto solo sirvió para que la diferencia llegara a los 27 puntos en algunos pasajes, y ingresaran los más jóvenes a disfrutar el gusto que tiene alzarse con la victoria de un torneo de primera.

«Este equipo fue de menor a mayor a lo largo del torneo, y la responsabilidad es mía por no haber estado abocado 100% a ellos como correspondía», declaró Ignacio Navazo. «Este equipo tiene el talento y el sacrificio necesario para estar acá, y la verdad que este partido va a quedar siempre en mi memoria», cerró el entrenador.

«Me tocó quedar afuera del Federal por no estar bien, pero pude recuperar mi nivel y hoy se nos dio», declaro Fidel Álvarez, autor de 27 unidades. «La clave fue claramente la defensa, pudimos neutralizar sus puntos fuertes, y nos llevamos el partido».

Síntesis:

Unión Vecinal (76): García Ghigliani; Winschel; Álvarez 27; Schoffen 5; Coronado 12 (F.I.); De Marziani 17 (X); Genoro 5; Epifanio M; Epifanio J 6; López; Mackcimovic 4; Prodanoff.
DT: Ignacio Navazo.

Gimnasia (57): Pérez 9; Chami 14; Lancieri 18; Sotelo 2; Vieyra 9 (F.I.); Rusconi 2; Zulberti 1; Rosende 2; Benac; Vidal; Fornales; Monterubbianesi.
DT: César Adriani.

Árbitros: Milocco, Walter; Pietromónaco, Martín; Ramírez, Sebastián.
Estadio: Dante Demo, Atenas.

FacebookTwitter