Conmovedora victoria de Argentina en el Mundial U19

Remontó una desventaja de 16 puntos ante el anfitrión y se impuso por 73-68 para finalizar la fase de grupos en primer lugar. Este miércoles, ante Puerto Rico, por octavos de final.

|Por Prensa CABB

En una de las actuaciones más apasionantes de los últimos tiempos para nuestros equipos formativos, la Selección Nacional U19 derrotó a Grecia por 73-68 tras ir en desventaja durante tres cuartos, y finalizó la fase regular en el primer lugar del Grupo C. En un partido durísimo, Argentina logró encontrarle la vuelta en los últimos diez minutos para empatar el juego. Luego, con una sensacional tarea defensiva y varias canastas heroicas, pasó al frente y se quedó con una victoria que quedará en la historia. Juan Marcos fue el goleador con 17 puntos y 5/7 en triples, acompañado por los 11 de Lucas Reyes. Misma cantidad para Fausto Ruesga, pieza clave en el plantel por su enorme trabajo silencioso. Francisco Caffaro finalizó con 6 unidades y 10 rebotes. Los chicos, que tienen récord de 3-0, enfrentarán a Puerto Rico por los octavos de final de este miércoles a las 10hs, hora de nuestro país.

El partido reveló su tendencia desde los momentos iniciales, los anfitriones tenían un plan de juego claro: cerrar la pintura y conceder el tiro externo. Argentina no pudo entrar en la zona cercana a los aros y dependía enteramente de su efectividad a distancia. Tanto que el primer cuarto finalizó con Grecia al frente por 15-9, con los chicos lanzando 3/15 de campo (solo convirtió triples) más ocho pérdidas. El equipo de Maximiliano Seigroman estuvo sin anotar durante los últimos cinco minutos del parcial.

En el segundo cuarto, la tendencia no cambió. Argentina, que intentó más triples que dobles en el partido, estuvo quince minutos sin meter un tiro de dos puntos. Su única forma de sumar era a través de la larga distancia o los tiros libres, pero la defensa mantenía al equipo en juego. Cuando Grecia afinó la puntería, llegó a sacar 14, pero una bomba de Marcos y otra de Leandro Bolmaro, quien volvió a la acción tras la lesión del sábado, achicaron la desventaja. Al cierre del primer tiempo, el marcador era de 35-26 a favor de los europeos.

En el tercer cuarto, Argentina pasó por todos los estados anímicos. Dos bombas consecutivas de Zois Karampelas sacaron la máxima de 16 que parecía quebrar el partido, ante un estadio que explotaba a favor de los locales. Pero con una gran fortaleza mental, el seleccionado nacional no se achicó y siguió trabajando. Los chicos tardaron siete minutos en recuperarse y volver a la diferencia con la que arrancaron el parcial de la mano de Lucas Reyes, una defensa intensa y la convicción por correr. De ahí en más, el encuentro no fue el mismo. Un volcadón de Caffaro tras rebote ofensivo, encendió la llama, y un triple kilométrico de Juan De La Fuente acercó al equipo a tres de cara al epílogo.

El capítulo final fue extenuante. Argentina aprovechó el envión anímico del cierre del tercer cuarto y a falta de 8:21 tomó la delantera. A partir de allí, la ansiedad por ganarlo en cada pelota se apoderó de ambos equipos y la calidad en la toma de decisiones mermó. El juego se volvió una batalla de defensas intensas y mucha tensión. Con dos bombas consecutivas muy oportunas, Grecia volvió a tomar el comando para cortar con su sequía. Pero Argentina no sintió el impacto y con paciencia y madurez pasó al frente a falta de 3:10. Los últimos minutos fueron para el recuerdo. Dos bombas forzadas, incómodas y lejísimas de Bolmaro y Marcos dieron ventaja de cinco en la agonía del partido. Ante un rival quebrado, los chicos se agrandaron. Sin permitir segundos tiros y con calma para liquidarlo desde la línea, aumentaron la ventaja dejando sin palabras a un estadio que unos minutos antes había estado eufórico. El final fue 73-68, para desatar el festejo y el desahogo de un grupo que deja todo en la cancha y no para de soñar.

Con este resultado, Argentina finalizó la primera fase con récord de 3-0 y en la primera ubicación del Grupo C. El elenco nacional es uno de los tres invictos del certamen, junto a Estados Unidos y Serbia. Este miércoles, los dirigidos por Seigorman enfrentarán a Puerto Rico, desde las 10.00, hora de nuestro país, por los octavos de final del torneo.