Platense se recuperó en su estadio

El elenco de calle 21 obtuvo su cuarta victoria en lo que va del actual campeonato de la Zona A1 al derrotar a Astillero por 80 a 68. Su triunfo estuvo basado en: la consistencia ofensiva (anotó 19, 20, 21 y 20 puntos en cada uno de los cuartos), el esfuerzo defensivo y el reparto de la anotación (5 jugadores anotaron 10 o más puntos). El jugador más destacado en el vencedor fue Gonzalo Vaccarezza, que aportó 13 puntos y 6 rebotes. Astillero dependió de lo que pudo lograr Sebastián Díaz, responsable de 27 unidades y 6 tableros.

|Por Andrés Camarero/@alboandy | Foto: Juan Mazzino Fotografía

El partido comenzó con un quinteto de Platense que impuso condiciones desde el primer minuto y dominó el resultado frente a una alineación de Astillero que demoró un largo rato en encontrar las entradas al aro rival. La carga sobre la zona pintada contraria fue un elemento esencial en el ataque del Tricolor durante el primer cuarto. Esta actividad en la pintura incluyó varios puntos anotados y también rebotes, un rubro en el que el dueño de casa fue muy superior. La estadística al finalizar el choque marcaba 44 rebotes bajados por los locales contra 30 del Verde. Los diez minutos iniciales terminaron con un tanteador de 19 a 13.

Astillero tenía la obligación, ya en el inicio del segundo parcial, de remontar la desventaja que mostraba el tablero electrónico. Esto significaba tener que sumar puntos y tambien impedir que Platense consiga los suyos. Toda esta urgencia llevó a que los dirigidos por Leandro Marcos tomen decisiones apresuradas. El equipo de Ensenada estuvo dos minutos y medio sin poder anotar. La sequía se cortó con el ingreso de Nicolás Freijo, que con dos triples acertados en 30 segundos empezó a guiar la tarea ofensiva visitante. La intensidad defensiva de Platense en varias oportunidades negó el cierre de las jugadas armadas por Astillero. De esta forma, los pupilos de Aramayo pudieron compensar su porcentaje de lanzamientos (inferior al de su oponente) y llegar al entretiempo venciendo 39-26.

Uno de los detalles más destacables del encuentro fue que Platense se llevó la victoria pero perdió en todos los porcentajes de lanzamiento (simples, dobles y triples) en comparación con los de Astillero. Lo que le permitió al conjunto local quedarse con el éxito final fue la mayor cantidad de dobles intentados y anotados. Fueron seis dobles más, la diferencia final fue justamente de seis dobles, o doce puntos.

En el tercer cuarto se comenzó a ver una mejora en el rendimiento de Astillero, que mejoró la protección de su propio aro y logró subir su efectividad en los ataques. El plantel fue liderado por Sebastián Díaz y tuvo una anotación bien repartida entre 5 jugadores. El juego de ida y vuelta que se armó en esta etapa favoreció con claridad a Platense. Gracias al gran pasaje de Celis en el cierre del período (9 tantos en los últimos cinco minutos), su equipo pudo terminar el tercer parcial ganando 60 a 47.

El último parcial, al igual que el tercero, se caracterizó por una marcada paridad en los números. Platense buscó acorralar sin descanso con dos o tres defensores a todo rival que tuviese la pelota. Mientras que en ataque, el Tense arremetió con todas sus alternativas y continuó sumando. La baja eficacia y el desorden en los traslados terminaron por arruinar las chances que podía tener Astillero. Otro punto que marcó el destino a favor del anfitrión fue el de los bloqueos a la hora del rebote. Astillero ganó el segundo tiempo 42 a 41, pero la victoria final quedó del lado de Platense, que aguantó lo hecho en la etapa inicial y festejó otra vez frente a su público.

Síntesis:

Platense (80): Guerín 1; Giraudo 11; Celis 13; Herrera 10 y Bongiorni 9 (F.I.); Paoletti 2; Mazzino; Succi 5; Vaccarezza 13; L. Vogel 10; Acosta Luna 2 y N. Vogel 4.
DT: Xabier Aramayo.

Astillero (68): Rausch 6; Robador 4; Díaz 27; Varela 2 y Blanco 7 (F.I.); Alonso 4; Sarasqueta; Freijo 7; Navazo 9; Silles 2 y Mostajo.
DT: Leandro Marcos.

Parciales: 19-13; 39-26 (20-13); 60-47 (21-21); 80-68 (20-21).

Árbitros: Matías Dell’Aquila – Martín Cullari.

Estadio: Julio Costa, Platense.